Paisaje Protegido

Paisaje protegido de las cuencas

Paisaje

El Paisaje Protegido de Las Cuencas Mineras constituye un territorio representativo de la cuenca carbonífera central de Asturias, con cordales montañosos, cimas de roca viva, zonas altas y medias cubiertas por bosques y pastos de montaña, mientras que las laderas bajas y fondos de valle están dominados por prados. Su variedad de ecosistemas favorece la presencia de una diversidad faunística importante.

El paisaje protegido persigue la conservación de un territorio representativo de los valles mineros de la zona Central de Asturias, con evidentes huellas de las actividades agroganaderas tradicionales y también mineras.

Territorio

El territorio, organizado en cinco valles, integra 132km2 de las cuencas del Caudal y Nalón:

Valle de Turón (Mieres)

Valle de Samuño (Langreo)

Valle de Sta. Bárbara (San Martín del Rey Aurelio)

Valles de Villoria y Raigosu (Laviana). Nacen en las montañas más altas del Paisaje y toman sus aguas de un amplio abanico de afluentes hasta su desembocadura en el Nalón. El Villoria discurre desde La Collaona (844m) y el Raigosu desde Peña Mea (1.558m) y La Forcá (1.556m), nutriéndose de aguas de la Sierra del Crespón, en su límite con el Parque Natural de Redes.

Origen

La diferente dureza de sus materiales geológicos ha configurado el relieve de las Cuencas Mineras.

Peña Mea (Laviana) es la cumbre más alta del Paisaje con 1.558m. A ella se asciende por una ruta de montaña que parte de Les Campes. El esfuerzo se ve recompensado por la espectacular panorámica que se obtiene desde el gran arco natural denominado La Iglesiona.

Valores naturales

La vegetación del Paisaje Protegido se caracteriza por su diversidad, encontrándose acondicionada por su relieve, sustrato geológico y clima, pero también, de modo sustantivo, por los usos del territorio.

El paisaje vegetal se muestra como un mosaico en el que dominan los prados, matorrales y castañedos y, en las cabeceras de los valles, bosques autóctonos de robles, hayas y abedules.

A pesar del intenso uso del territorio se conservan aún bosques autóctonos de interés. Los más importantes son las carbayedas con abedules así como los hayedos en la zona de El Crespón, en Laviana. Aunque son menos abudantes, destacan por su interés ecológico las acebedas y los abedulares de la zona alta de El Raigosu.

La información sobre el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras está disponible en el portal turístico del Principado de Asturias: https://www.turismoasturias.es/descubre/naturaleza/espacios-protegidos/cuencas-mineras y de manera más específica y detallada en el Portal de Naturaleza del Principado de Asturias: http://naturalezadeasturias.es/